miércoles, 28 de enero de 2009

Liga de novia

En esta almohadilla, se puede apreciar la elaboración del
encaje en curso, de una de las encajer@s, el cual, podemos observar mucho mejor si hacemos clic en el dibujo para verlo en su mayor amplitud, es ahí cuando nos damos cuenta de que están confeccionado una extraordinaria liga de novia.

El Primer Encaje

Colgar las parejas de bolillos en los puntos indicados por los alfileres, según la cantidad anotada (Fig. 1), trabajar en diagonal la parte izquierda del encaje con punto de vió (Fig. 2), seguir el trabajo realizando la onda de la derecha con punto de tejido, incorporando en cada pasada una pareja de la izquierda hasta el centro de la onda, a partir de la cual dejaremos también en cada pasada una pareja en la parte izquierda (Fig. 3), para poder realizar el ya mencionado punto de vió del fondo del encaje. Las ondas pueden alternarse con puntos de tejido o medio punto, según se indica en la muestra.



























Patrones IV


Estos picados, concretamente el de arriba, se confecciona con un mundillo redondo, denominado "Torta", su confección no es tan complicada pero si es muy trabajada, pues, en las puntas del picado lleva una serie de hojitas de guipur entrelazadas, las cuales le da un toque de originalidad al tapete.







Bolillos en Almagro (Ciudad Real)

En la segunda mitad del siglo XVI hubo un gran auge en la fabricación de encajes de bolillos en toda la zona del Campo de Calatrava, en donde se encuentra enclavada la ciudad de Almagro, famosa por sus encajes y blondas.La realización de los encajes siempre fue una tarea eminentemente femenina, y cuyo aprendizaje se realizaba en la propia casa pasando de madres a hijas. De esta manera, las mujeres contribuían con ingresos extras a la economía familiar.
En 1796 llega a Almagro desde Mataró, D. Juan Bautista Torres, que introduce en la zona la realización de blondas para mantillas. Fueron estas blondas, con motivos florales, las que dieron fama a los encajes de bolillos de Almagro, probablemente porque la mayoría de las blondas catalanas se exportaban directamente a Europa, quedando las de Almagro para el consumo nacional y de las colonias americanas.Originalmente las blondas que se realizaban en Almagro eran de patrones exactos a los modelos catalanes pero con la particularidad de que se contorneaban con un hilo más grueso.
La mantilla típicamente almagreña está hecha con hilo de seda retorcida y usa decoraciones de arcos y rosetones que recuerdan la arquitectura gótica.
La tradición de los encajes de hilo nunca se perdió y se siguen haciendo hoy en día, tanto es así que en junio de 2006 se inauguró el Museo del Encaje y la Blonda de Almagro, en el que se realizan visitas guiadas y eventos relacionados con el mundo del encaje de bolillos.
A modo personal, os recomiendo que hagáis una visita a Almagro, os puedo asegurar que alucinareis con las maravillas que desprende con cada una de las tiendas llenas de encajes inimaginables, allí encontrareis todo acerca de la elaboración del bolillo.

Preparar los bolillos para la confección del encaje

Patrón de pañuelo

Este es un sencillo picado, con el que se puede confeccionar un hermoso pañuelo. No tiene mucha dificultad a la hora de confeccionarlo.

A modo personal, yo confeccioné este picado, lo realicé con hilo del nº 12 de la marca egipto de color blanco, aunque es hilo que técnicamente se utiliza para hacer croché, os puedo asegurar que da un resultado que no tiene que envidiarle al hilo con el que generalmente se utiliza para el encaje de bolillos.

martes, 27 de enero de 2009

Varillaje de palo Santo



Hay una gran variedad de varillajes, este en concreto es de palo Santo, se puede apreciar el tallado artesano tan minucioso que se muestra en el centro del abanico. Se utiliza para acoplar el encaje previamente confeccionado, le da un toque de originalidad.

Labores de bolillos 6


Labores de bolillos 2


Labores de bolillos 17


Labores de bolillos 25


Labores de bolillos 26


Recogedor redondo para puntillas


Punzón hueso


Almohadilla alargada para principiantes

Es la típica almohadilla que utilizan los principiantes en el inicio de su primer encaje.
Mi primer encaje lo realicé con una almohadilla "casera". Voy a contaros lo que mi profesora me dijo el primer día que asistí a clase, y que la verdad me fue muy útil para mi comienzo.

Se coje un retal de tela recio y se confecciona en forma de almohadilla, luego lo vas rellenando de paja seca y la vas prensando poco a poco hasta conseguir que la almohadilla quede dura sin ningún hueco, para que a la hora de clavar los alfileres no se queden en el aire y no estropee la confección del encaje. Seguidamente, se confecciona una funda a medida para la almohadilla, además de un alfiletero que llevará colgado con un imperdible en la izquierda para ir trabajando cómodamente el encaje. Espero que os resulte útil como a mi me fue en su momento.

Mundillo con cajón


Tapete de corazones


Mundillo doble rodillo


Mueble mundillo


Bolillos de colección


Realización de la hoja de guipur

ComienzoPara realizar la hoja de guipur, hacemos una cadeneta, reproduciendo varias veces el dibujo adjunto.Para ello, atamos cuatro bolillos a un alfiler y realizamos:CRUZ, VUELTA, CRUZ A continuación, para hacer la hoja, cogemos los dos bolillos de la derecha y hacemos:VUELTA, VUELTA, CRUZSeguidamente, cogemos los bolillos de la izquierda y realizamos los mismos movimientos.Así, sucesivamente hasta llegar a la longitud deseada. Nos damos cuenta que es un mismo bolillo el que hace un vaivén de un lado a otro.
Tal como hemos comprobado, la mecánica del punto no es en absoluto complicada. La dificultad radica en conseguir que las hojas tengan esta forma de almendra. Para ello debemos jugar con los tres bolillos que quedan fijos. El del medio nos sirve para tensar la hoja y que quede bien compacta. Los dos de los lados son los que usamos para abrir la hoja hasta llegar a la parte más ancha y, posteriormente, volver a cerrarla hasta alcanzar la longitud deseada. Este efecto se consigue abriendo más o menos los bolillos. Es decir, que para realizar la primera mitad de la hoja, hemos de separar al máximo estos dos bolillos del bolillo central mientras que en la otra mitad de la hoja los acercamos más al bolillo central.
Al llegar al final de la hoja, cuando ya esta cerrada, aconsejamos hacer un nudo con el bolillo que nos ha servido de guía, el bolillo que ha hecho vaivén, y su pareja, el que se encuentra al otro lado, ponemos un alfiler y seguimos con otra hoja. Este nudo no siempre se realiza, depende de la escuela o región donde se este trabajando, pero aqui hemos pensado que es importante hacerlo para evitar que se deshaga la hoja mientras estamos haciendo otra parte de la puntilla hasta que podamos atar la hoja al alfiler donde ha de ir.
Puede que al principio las hojas nos queden muy pequeñas pero no debemos desanimarnos ya que este punto es uno de los más complicados. Para llegar al alfiler siguiente, podemos hacer una pequeña trampa y hacer un par de puntos de trenza. Pero esta trampa debe ser sólo una solución temporal hasta que consigamos realizar hojas bien abiertas y sepamos manejar el punto para hacer las hojas del tamaño deseado.

Origen del encaje de bolillo

El origen del encaje, como el de cualquier artesanía, es difícil de determinar.Para unos autores los orígenes del encaje se pueden encontrar ya en los tiempos de los faraones, puesto que los egipcios usaban en sus trajes de ceremonia adornos similares al encaje. Se conservan incluso túnicas formadas por mallas de hilos anudados, que sostienen adornos con bovinas, huesos o plomos con hilos arrollados, que pueden considerarse precursores de los modernos bolillos
También los asirios tenían en sus trajes gran cantiad de franjas y adornos que se pueden considerar como precursores de la pasamanería. Asimismo , en la península ibérica, los antiguos íberos utilizaban adornos muy similares a la pasamanería.
Podemos decir, por tanto, que el arte del encaje de bolillos comenzó en varias naciones al mismo tiempo, en países situados a orillas del mediterráneo y con relaciones comerciales con Oriente.
Cuando en Occidente se empezaron a utilizar tejidos finos no solo se aseguraron los bordes para que no se deshilaran, sino que les fueron dando acabados cada vez más complicados: primero les hicieron calados, que fueron complicándose y agrandándose progresivamente, luego se fueron sacando y cortando los hilos, decorando con aguja la red que quedaba, para pasar posteriormente al "punto in aria" que ya es un encaje propiamente dicho, pues se hace con aguja y sin ninguna base de tejido con lo cual el dibujo adquiere mayor libertad.
El encaje de bolillos y el de aguja aparecen al mismo tiempo y su procedencia es seguramente la misma, considerándose a las pasamanerías como sus precursoras. En sus comienzos el encaje de bolillos se ajustaba a las formas del encaje de aguja con tiras estrechas de dibujos geométricos que se van sucediendo siempre con la misma cantidad de bolillos. A este encaje en Francia se le llamó "Torchón". Sus dibujos recuerdan primitivos motivos bizantinos.
En esta época los encajes estaban compuestos casi exclusivamente del punto de par entero, que formaba "nutridos" y cordones. Los "viriles" y el medio par son posteriores, como también lo son los "zurcidos", tanto en su forma de telar como de hoja.
Consideramos que la antiguedad del encaje propiamente dicho se situa en la Edad Media, puesto que su uso no se generalizó hasta el siglo XV, empezó a llamarse encaje porque las labores se hacían por separado y luego se "encajaban" en la tela. En el siglo XVI ya encontramos la palabra encaje en inventarios y documentos, así como su representacion en pinturas. En principio, el encaje solo era hecho por religiosos, principalmente por hombres, y luego su uso se fue extendiendo al resto de la sociedad, tanto entre la clase alta, que lo hacía como entretenimiento, como en las clases bajas que lo hacían como complemento de su economía.

lunes, 26 de enero de 2009

Abanico de seda

Este abanico está elaborado con hilo de seda, diseñando unas flores muy laboriosas que no pasan desapercibida para el amante del bolillo. Es ideal para regalárselo a una novia.

Encuentro de encajeras

Es uno de tantos otros encuentros de encajeras que se realizan a lo largo del año, donde numerosas encajer@s se reúnen para intercambiar ideas innovadoras, patrones, etc., de los distintos puntos de España, con lo cual, lo hace más excitante y emocionante poder apreciar los encajes de los demás y ampliar tu círculo de amistades. Es una experiencia que debería tener todas personas amantes de las labores artesanas.

Hace ya algún tiempo atrás...........

Como podemos ver en esta foto, la "anciana" haciendo encaje de bolillos, precede de tiempos remotos, es una de las labores más antiguas y fascinante de la que a pesar de los años aún perdura en estos tiempo, es más, me atreveria decir que siempre seguirá viva, pues, es una labor que en el momento que la conoces te atrapa de tal manera que pierdes hasta la noción del tiempo y el único deseo es dar a conocer a todas tus amistades las maravillas que se pueden crear con los bolillos.
La historia del encaje es poco conocida. Como el material utilizado (seda, lino algodón) es perecedero, los datos de la Antigüedad no son fiables del todo. Lo que sí sabemos es que nació en Europa: su origen se lo disputan España, Italia, Francia y Flandes.

Las primeras pinturas en las que aparecen vestimentas adornadas con encaje son de finales del siglo XV.

Los primeros libros conocidos de patrones son del siglo XVI.

Ya en los siglos XVI/XVII se realizaban en España encajes de oro y plata. El apogeo del encaje de bolillos se sitúa a finales del siglo XVII y principios del XVIII. Y hasta principios del XIX han existido importantes industrias encajeras, también en España (Almagro, Arenys de Mar y Camariñas, por ejemplo).
El material usado solía ser lino, pero también seda o metales como oro y plata. Desde 1800 el algodón ha sustituido al lino como material preferido.

Ideal marca páginas

Las manos más rapidas del Noroeste Ibérico

Elaboración de plumilla y tejido

Bienvenid@ al mundo del Bolillo en Córdoba

En este blog podréis disfrutar del fascinante mundo del encaje de bolillo en Córdoba.
Se publicará una gran variedad de encajes, patrones, fotos, etc., de los distintos puntos de encuentros de encajer@s que se han venido reuniendo a lo largo de los años.
Espero satisfacer vuestras espectativas,
Un saludo
Ana Belén